Atención Temprana

La Estimulación Temprana consiste en brindarle a niños y niñas herramientas adecuadas que le permitan ir superando desafíos y le generen deseos de explorar el mundo. Por ello, debemos proponer actividades que ellas y ellos mismos puedan superar, teniendo presente que el fin de la Estimulación Temprana es ayudar a bebés, niños y niñas a que desarrollen todas las capacidades necesarias para poder realizar las actividades que se les presenten en su vida cotidiana.

Para esto nuestro Proyecto de Estimulación Temprana se basa en las siguientes premisas:

  • Entendemos la Estimulación Temprana como un juego, un momento divertido y lúdico. En ningún momento forzamos al niño o niña para hacer los ejercicios estimuladores. Si no le atraen o no le apetecen, cambiamos inmediatamente de actividad.
  • La Estimulación Temprana se basa en otorgar a niñas y niños experiencias enriquecedoras para su desarrollo, siendo de esta forma la Experimentación uno de los pilares básicos de nuestro Proyecto Educativo. Es necesario dejarles explorar y actúar según sus necesidades; no podemos ni debemos dirigir todas sus acciones.
  • El tiempo que dediquemos a la estimulación debe estar relacionado con la edad y características de los niños y niñas, aunque por lo general con 20 ó 30 minutos diarios, es suficiente.
  • La Estimulación Temprana no crea "súper niños o niñas", sino que AYUDA a mejorar y potenciar los aprendizajes futuros.
  • No debemos forzar los aprendizajes. Es más necesario y efectivo, el cariño y la comprensión que la desaprobación por no saber hacer algo.

"La Infancia tiene sus propias formas de ver, pensar y sentir;
nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras
"

Jean Jacques Rousseau